Qué hacer si te okupan la casa.Ley Española

La preocupación por la ocupación de viviendas ha ido en aumento durante este año. Hay quien incluso, producto de la angustia, trata de evitar dejar la casa vacía por si alguien aprovecha ese instante para entrar en el domicilio. Lo cierto es que, en realidad, la mayoría de las viviendas ocupadas son inmuebles vacíos o que pertenecen a entidades financieras. Este fenómeno se suele dar en muy pocos casos en viviendas habituales. Del 2015 al 2019, las denuncias por ‘okupación’ han aumentado un 40%, según datos del Ministerio del Interior. En comparación con el primer semestre del año pasado, las ‘okupaciones’ registradas por la policía se han incrementado un 5% en los primeros meses de 2020. Seguramente, te estarás preguntando: y en el caso de que me ocuparan mi domicilio, ¿qué tendría que hacer?

En primer término, es fundamental saber que, una vez los ‘okupas’ han cambiado la cerradura de la casa, el propietario ya no puede acceder a ella, porque el ‘okupa’ ya ha constituido su morada. El artículo 18.2 de la Constitución española dice que cualquier domicilio “es inviolable”. Así pues, si el propietario entrara en la vivienda en este contexto, recaería sobre él un delito de allanamiento de morada, tipificado en el artículo 202 del Código Penal. Este delito está castigado con una pena de prisión que va de los 6 meses a los 2 años. Cuando la cerradura se ha cambiado, se considera que el ‘okupa’ tiene la posesión del inmueble y que cualquier otra persona, aunque sea el propietario, no puede acceder porque estaría violentando el espacio del otro.

  • La policía tiene un estrecho margen de actuación: sólo pueden desalojarlos si los sorprenden entrando en la vivienda
  • Cuando han cambiado la cerradura, los ‘okupas’ ya han constituido la morada, de modo que si el propietario entra estaría cometiendo un delito
  • Estos fenómenos se suelen dar en las viviendas vacías y que son propiedad de personas jurídicas, como las entidades financieras

El falso mito de las 24 horas

Por otro lado, lo lógico sería pensar que la Policía puede intervenir, pero la realidad es que tampoco podría acceder a la vivienda sin el permiso del ‘okupa’. Si algún miembro del cuerpo policial lo hiciera, estaría cometiendo un delito de violación de domicilio, castigado con una multa de seis a doce meses y con una inhabilitación para ejercer su cargo que oscilaría de los dos a los seis años, tal y como recoge el artículo 534 del Código Penal.

Así pues, si la cerradura ya ha sido reemplazada, independientemente de las horas que hayan pasado, las fuerzas y cuerpos de seguridad ya no están facultados para intervenir. En todo caso, sí que podrían proceder a una intervención de desalojo si se sorprendiera a los ‘okupas’ en el momento en el que realizan la entrada al domicilio.PUBLICIDAD

Vías a seguir: civil y penal

Si todavía no se ha producido el cambio de cerradura, sino que lo están forzando, en este caso hay que optar por la vía penal y acudir a la policía a denunciar la comisión de un delito de allanamiento de morada. En ese estrecho margen, la autoridad policial puede personarse, actuar y desalojar.

En el supuesto de que ya no haya margen para volver a entrar al domicilio del cual se es titular, otra opción que tampoco debe contemplarse es la desconexión de los suministros de electricidad y agua, porque también es delito pero, lo que aconsejan los expertos es ir directamente al juzgado y proceder a la vía civil instando a un desahucio por precario

Para hacerlo, hay que ir a un juzgado de primera instancia. En esta situación, este trámite es, seguramente, “el más rápido”. “El juez deberá admitir (o no) a trámite la demanda, en un plazo de uno o dos meses requerirá a los ‘okupas’ que acrediten si son propietarios de esa vivienda y, si no lo acreditan, se procede al desahucio”. Comentan los expertos que por esta vía, el proceso puede resolverse “en un periodo de tres a cuatro meses

Por otro lado, si la persona prefiriera ir por la vía penal, la denuncia por la comisión de un delito de allanamiento de morada se debe interponer en sede policial. En 2015, con una reforma del Código Penal, la ‘okupación’ pasó de ser considerada falta a un delito leve. En este contexto, el procedimiento penal no tiene fase de instrucción, por lo que no se puede solicitar el desalojamiento de los ‘okupas’ de tu domicilio como medida cautelar. Si se ejecuta esta vía penal, los agentes policiales pueden personarse en la vivienda e identificar a los ‘okupas’, pero no tendrán más margen de maniobra. Todo el proceso se puede alargar más de un año.

Qué hacer si te okupan la casa.Ley Española

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba