Cómo Ampara la ley al okupa

¿Cómo actúan los okupas para poder establecerse durante largos periodos en un domicilio ajeno sin que el propietario pueda echarles de su casa? La manera de actuar es siempre la misma. Los usurpadores allanan un domicilio, que normalmente ya tienen estudiado, de un modo sigiloso. De este modo, evitan que cualquier vecino o persona cercana al propietario se dé cuenta de que el okupa se ha colado en la casa.

Su objetivo es pasar inadvertido durante las primeras 72 horas establecidas por la ley para poder demostrar que ya están establecidos en la propiedad. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ya no podrán expulsar a los indeseables inquilinos de la vivienda, ya que sólo lo podrían hacer durante las primeras 48 horas. Habrá que esperar a una orden judicial.

Y es que los okupas saben perfectamente cómo deben actuar para lograr su objetivo de establecerse en la casa. El abogado Martínez Fernández-Bravo lo describe muy bien: “Emplean todo tipo de técnicas dilatorias para alargar al máximo el procedimiento de desahucio, evitan que sean identificados en la vivienda haciendo que el procedimiento se alargue no acudiendo cuando son requeridos judicialmente, de tal forma que se prolongan en la posesión de la vivienda mucho más tiempo del que desearía el propietario. Otras veces, llegan a falsificar documentos de titularidad de la vivienda”

De hecho, una de las técnicas más usadas por los okupas es la de establecerse con un menor, por lo que entra en juego la amplia protección a la infancia con la que cuenta España y dificulta la pronta expulsión. “Se utiliza como eximente de estado de necesidad. Lo que puede rebajar las condenas y alargar el procedimiento¨ así, pasadas las primeras 48 horas de okupación, será cuando empiece el quebradero de cabeza del propietario. Jurídicamente, el dueño de la vivienda okupada tendrá dos vías legales para que le sea devuelta su casa, según explica el abogado Fernández-Bravo.

Pero el mayor problema es que el litigio entre propietario y okupa puede dilatarse en el tiempo. De media, los procesos pueden durar hasta “unos cinco o seis meses. Aún así, depende del Juzgado y del colapso de la justicia que se ve agravado por la situación sanitaria actual”. Un tiempo en el cual el usurpador, en compañía de su familia, o de otros inquilinos ilegales disfrutan de la casa, la luz, del gas, del agua… de todo.

En DIO EXPRESS ofrecemos soluciones inmediatas ante la okupación para todo el territorio nacional.Si se encuentra en una situación similar,porque su vivienda o propiedades han sido okupadas de forma ilegal,no lo dude , CONTACTE CON NOSOTROS

Cómo Ampara la ley al okupa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba